Bienvenidos al sitio oficial de IBBE.

La oración

Mateo 26:41, Marcos 9:29, Filipenses 4:6.
La oración es nuestra principal vía de intimidad espiritual, poder y paz; descuidarla nos empobrece en todos los aspectos.
Dios nos ha revelado cómo expresar nuestra adoración, pedir su poder, buscar su voluntad y derramar nuestros problemas. Es cómo nos comunicamos y establecemos nuestra relación con Él como Padre, Salvador y Presencia de Empoderamiento. Es la oración.
Jesús enseñó a sus discípulos a orar y les dio un ejemplo constante de oración. Enseñó a Sus seguidores que la oración es especialmente necesaria para tratar con los ataques espirituales más obstinados y hostiles, y que si se negaban a sumergirse en la oración cuando se enfrentaban al juicio, serían especialmente vulnerables a caer en pecados destructivos.
La oración es simplemente hablar con Dios, pero su simplicidad desmiente su poder. Pasar tiempo en la oración puede ayudar a aliviar la preocupación, la duda y el miedo. Es el conducto para el poder espiritual y el conductor para las direcciones de Dios, no sólo mensajes a Él.
Los cristianos que oran con regularidad, honestidad y sinceridad se encontrarán con la siempre creciente presencia de Dios. Aquellos que no oran experimentarán una creciente sensación de alienación, un vacío persistente, falta de propósito y debilidad a la tentación de todo tipo. Los cristianos que oran serán victoriosos en los propósitos de Dios, mientras que los que no lo hacen, caerán de plano en los esfuerzos espirituales.
La oración es acerca de la búsqueda de la voluntad de Dios para su vida, gran parte del éxito en el discipulado depende de ello.
Robert Simms

2 comments

  1. Yenn y Cano L. says:

    Amen .Gracias al SEÑOR Jesucristo quien nos,cuida libra y protege siempre quien alienta nuestras,manos cada día quien nos da fuerza vigor y fortaleza,pero no se logra si no es en oración por eso debemos mantenernos en comunión con EL para no caer en tentación
    Para estar fortalecidos .

  2. Inma says:

    Buenas tardes. El Dios de Abraham, Isaac y Jacob les continúe bendiciendo. Yo deseo y quiero pedir oración por prosperidad espiritual, física y económica para y durante cada día de mi vida. Muchas gracias. LA PAZ SEA SOBRE JERUSALÉN HOY Y POR TODA LA ETERNIDAD. Así sea.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *